martes, 26 de mayo de 2015

COCINA DEL MICRORRELATO V

Estaba yo con mi lánguido perro en la ardua tarea del esparcimiento diario cuando mi móvil activó mi regreso al mundo on-line.

domingo, 10 de mayo de 2015

COCINA DEL MICRORRELATO IV

Cuando la profesora de Marcos lo acusó de orquestar la falsificación general de notas, éste se mantuvo impertérrito y fingió tener amnesia.

domingo, 3 de mayo de 2015

COCINA DEL MICRORRELATO III

Fue Manolo, apodado "el marqués", el que fue visto apoyado en la marquesina del autobús a pesar de su gusto por fanfarronear sobre su fortuna. Incongruente situación para un marqués plebeyo, pensé yo.

viernes, 24 de abril de 2015

sábado, 18 de abril de 2015

COCINA DEL MICRORRELATO

Embebido en la tesitura poco grata de portear el condumio hasta mi morada, no me percaté de la presencia hostil de mi vecina, apodada "correveidile". Quizás el ímprobo esfuerzo por mi realizado evitó que me embaucara en alguno de sus malintencionados fines.

domingo, 29 de marzo de 2015

LAS ANDANZAS Y DESVENTURAS DE PEDRO MUNITIS

Pues sepa vuestra merced que a mi se me conoce por varios nombres, pero que tal vez el más atinado sea el de "Pedrín el del Pesquero". Bajito de estatura y con orígenes humildes, hijo de padre pescador y madre ama de casa. Vecinos del popular Barrio Pesquero en mi ciudad natal, Santander.

Y como vuestra merced me ha pedido que le cuente el caso por extenso me pareció contarlo desde el principio para que así tenga cumplido relato de mi persona y así sepa cuáles han sido mis andanzas y desventuras hasta llegar a la cima de mi profesión, y ser uno de los personajes más famosos de mi tierra, hasta el punto de ser coleccionado por los niños.


En mi infancia siempre estuve pegado al balón, y siempre tuve claro que por él pasaría mi futuro, aunque de este tiempo poco le tengo que contar.


Ya en mi adolescencia, empecé a destacar en diferentes equipos. Con infortunio debo confesar que los estudios pasaron a un segundo plano a la misma velocidad en la que mi desarrollo futbolístico pasaba al primero, y no fue hasta mis 17 años que comencé a jugar en un equipo oficial como lo es el Racing B. Así fue como me inicié en un mundo tan estratégico como lo es el fútbol. Aunque entonces no lo sabía, este sería el primero de mis muchos contratos con distintos equipos de toda España.


No tardé en advertir que una carrera de futbolista garantiza una vida de fama y dinero, y que basta con marcar uno o dos goles en los partidos más importantes de la temporada para que el resto de equipos se fijen en ti y te hagan uno de los suyos. El truco consistía en entregarse al máximo en determinados momentos y arrimarse a los buenos cuando se abre el mercado de jugadores. Vuestra merced, que tan bien conoce este mundillo de estratagemas, me ahorrará dar más explicaciones.


Siguiendo estas pautas tuve la suerte de poder arrimarme al Racing de Santander y meter la cabeza en primera división. Tras un tiempo jugando para el Racing, fui cedido al Badajoz, y aunque pueda parecer que mi cesión fue un paso atrás en mi carrera, el tiempo me demostró después que tan sólo fue para coger impulso.El breve paso por tierras pacenses me devolvió más maduro y experimentado al equipo de mi tierra. Tras esto continué jugando como acostumbraba, mas me di cuenta de que despertaba el interés de rivales más importantes.


A partir de este momento empezó mi época dorada como jugador, esa en la me tocó vivir a todo tren rodeado del dinero, la fama y el glamour que te da pertenecer a la plantilla del Real Madrid y del Deportivo de la Coruña en los años en que éste último aspiraba a todo en España. Durante esta etapa conseguí para mi currículum títulos tan importantes como ligas o la Champion, así como la participación en una Eurocopa defendiendo a la famosa Selección Española.


Durante mis años dorados me sentía el rey del mundo, pero como la Diosa Fortuna es tan caprichosa decidió poner punto y final a esta etapa y mandarme de vuelta al Racing de Santander para acabar mi carrera, estando más formado como jugador y como persona. 

Hoy día me toca ayudar al equipo que me lanzó al estrellato y al que le debo gran parte de lo que fui. Soy el primer entrenador del Racing, equipo que ahora se encuentra en ruina y con peligro de desaparecer.

De lo que aquí en adelante me sucediere avisaré a vuestra merced.

viernes, 27 de febrero de 2015

"COPLAS A LA MUERTE DEL ROUTER"




Recuerda y no olvides jamás,
lo que implica vivir sin él;
¡qué silencio,
¡qué vacío, congoja y más!
Siento y pienso sobre el mantel;
¡me conciencio!
Tic-tac que avanzas sin parar,
la luz muerta ya no vuelve;
¡qué desgracia!
¿Pueden los truenos acabar,
con el gran saber que envuelve?
¡Qué paciencia!.

Todos exigen tenerlo,
a veces desconociendo,
el problema
que me ocasiona quererlo,
y no poder ni queriendo,
buscar tema.
Miro mis deberes sinfín 
y me digo sin vacilar
y con amor,
no desesperes listín,
porque alguien vendrá ya a cambiar
mi gran dolor.

Aunque otro ocupe tu lugar,
nunca ya podré olvidarte
malherido;
y en lo oscuro de mi hogar,
trataré de recordarte
lo vivido.
No temas mi viejo amigo,
el final de tu historia.
¡Hasta pronto!
Estaré siempre contigo
y estarás en mi memoria.
¡Hasta pronto!.